• |
  • |

Participamos en el congreso de prevención RiscCat

umivale Activa riscCat 2022

La mutua Umivale Activa ha estado presente en la tercera edición del congreso RiscCat, un certamen de Prevención de riesgos, seguridad y salud laboral organizado por el Ajuntament de Vilanova i la Geltrú y el Col·legi d’Enginyers Graduats i Enginyers Tècnics Industrials, Garraf-Penedés.

Núria Jareño, técnica superior en Prevención de Riesgos Laborales, y el doctor Alfred Barredo, médico del Trabajo, han abordado en una ponencia la hipoacusia laboral por ruido.

La exposición de los trabajadores y trabajadoras al ruido, ya sea de forma prolongada o breve a ruidos intensos o a ruidos de impactos, provoca efectos nocivos en su salud. Pérdida en la audición, hipoacusia y otros múltiples efectos adversos tales como taquicardias, trastornos digestivos y del sueño, irritabilidad o fatiga psíquica, siendo alguno de estos efectos irreversibles.

Así Jareño y Barredo han explicado que el principal problema de la hipoacusia, aparte del hecho de la propia pérdida de audición en sí, es que es un proceso gradual, progresivo e indoloro.

“Cuando una persona se da cuenta que realmente está perdiendo audición, la enfermedad suele estar ya muy avanzada. Al principio no se le da importancia a ese silbato suave y continuo que se empieza a oír. Tampoco a los puntuales dolores de oído o vértebras, ya que se asimilan a un simple resfriado. La mayoría de trabajadores no relacionan que esto pueda ser una consecuencia directa de su empleo, sino que lo tratan como un factor independiente, por lo que seguramente las estadísticas oficiales de la hipoacusia como enfermedad laboral se quedan cortas y no reflejan la realidad del fenómeno”, han argumentado.

 

Factores que influyen en la lesión auditiva

Intensidad del ruido: Es la fuerza de la vibración sonora y se mide en decibelios. El Real Decreto 286/2006 establece en el artículo 5 los niveles y valores de exposición máximos. La lesión auditiva aparece por encima de los 80 decibelios y la probabilidad de daño aumenta según aumenta la intensidad de ruido continuo diario equivalente y durante un número de años de exposición determinado.

Frecuencia del ruido: Es el número de veces que vibra una onda sonora por unidad de tiempo y se mide en hercios. La frecuencia determina el tono de un sonido o ruido. Los sonidos más peligrosos para el oído son los de alta frecuencia, a partir de la frecuencia de 1000 Hz. Las frecuencias más susceptibles de daño corresponden entre 3000 y 6000 Hz, siendo la lesión en el lado de 4000 Hz la primera afectada.

Tiempo de exposición: La lesión se desarrolla en los primeros años de exposición y, después de pasar un tiempo en el que la lesión se mantiene, va afectando a las zonas receptoras inmediatas.

Características personales: No está demostrado que haya personas más resistentes al ruido que otras, por tanto, el daño por exposición a ruido debe ser valorado de forma individual según los factores de las condiciones de trabajo de cada uno. Por otra parte, debe protegerse a los trabajadores y trabajadoras que padecen patología auditiva independiente de la exposición al ruido.

Edad: Varios estudios establecen relación entre la presbiacusia (hipoacusia debido al envejecimiento del oído) y la exposición a ruido ya que la presbiacusia se manifiesta con mayor intensidad en las personas que han sido expuestas a ruido.

> Volver a la Newsletter

 

18/05/2022


También te puede interesar