Las prestaciones económicas que deben pagar las empresas y Umivale (según corresponda), y recibir por parte de las trabajadoras y trabajadores, se generan después de un accidente de trabajo o enfermedad profesional; durante una incapacidad temporal por enfermedad común y accidente no laboral; por riesgo del embarazo o durante la lactancia; y en los casos de cuidado del hijo menor por una enfermedad grave.

¿Cuáles son las principales prestaciones que se tramitan en las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social?:

Accidente de trabajo y enfermedad profesional

Incapacidad temporal

Desde Umivale asumimos la prestación económica en caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional a partir del día siguiente a la baja médica hasta la total recuperación del paciente.

Incapacidad permanente

Cuando hasta tenido un accidente de trabajo o enfermedad profesional, y recibes tratamiento médico, si presentas reducciones que disminuyen o anulan tu capacidad laboral, serás dado de alta con una propuesta de solicitud de grado de incapacidad.

Muerte y supervivencia

Si el accidente de trabajo o la enfermedad profesional, derivan en fallecimiento, el cónyuge, los hijos menores de 18 años o los familiares más próximos pueden solicitar diversas prestaciones.

La prestación por incapacidad temporal en el caso de contingencia común (enfermedad común y accidente no laboral), siempre que la empresa haya optado por esta cobertura con Umivale, debe ser abonada por la empresa al trabajador en nómina y posteriormente compensada en los boletines de cotización.

Descárgate umivale tu salud para tener la información a un clic con avisos de tus citas, sobre tus prestaciones, ...

La prestación por riesgo de embarazo o lactancia natural cubre la pérdida de rentas de la trabajadora embarazada o en periodo de lactancia en los casos en que, debiendo cambiar de puesto de trabajo por otro compatible con su estado, al influir negativamente en su salud, en la del feto o lactante, dicho cambio no resulte técnica u objetivamente posible o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados (no es situación protegida riesgos o patologías no relacionados con el puesto de trabajo).

La prestación por cuidado del menor enfermo tiene por objeto compensar la pérdida de ingresos económicos que sufren las personas progenitoras, adoptantes o acogedoras que reducen su jornada de trabajo para el cuidado directo, continuo y permanente de menores a su cargo afectados por cáncer u otra enfermedad grave durante el tiempo de hospitalización y tratamiento continuado de la enfermedad

Visita, en la sección de atención al cliente, nuestras preguntas frecuentes

Atención al cliente