Las prestaciones económicas que deben pagar las empresas y Umivale (según corresponda), y recibir por parte de las trabajadoras y trabajadores, se generan después de un accidente de trabajo o enfermedad profesional; durante una incapacidad temporal por enfermedad común y accidente no laboral; por riesgo del embarazo o durante la lactancia; y en los casos de cuidado del hijo menor por una enfermedad grave.

¿Cuáles son las principales prestaciones que se tramitan en las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social?:

Accidente de trabajo y enfermedad profesional

Incapacidad temporal

Umivale asume la prestación económica en caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional a partir del día siguiente a la baja médica hasta la total recuperación.

¿Cuál será la cuantía de la misma?

El 75% de la base reguladora a partir del día siguiente a la baja

¿Cuál es su máxima duración?

365 días prorrogables a otros 180, si se presume que puedas ser dado de alta por curación. Cuando este plazo máximo de 545 días se haya extinguido, se examinará tu estado en un plazo máximo de tres meses, a efectos de la calificación como incapacidad permanente cuando proceda.

Dicha prestación será abonada por tu empresa en tu nómina, en concepto de incapacidad temporal. Las mejoras hasta el 100% podrán ir recogidas en los convenios colectivos e irán a cargo de tu empresa.

Umivale abonará la prestación directamente en  la modalidad de pago directo en los supuestos previstos por Ley (fin de la relación laboral, incumplimiento empresarial, prórrogas de incapacidad, agotamiento de plazo, empresas con menos de 10 trabajadores y más de 6 meses consecutivos de abono de IT, trabajadores fijos discontinuos) y por el régimen de la Seguridad Social (representantes de comercio, personal taurino, artistas, trabajador del mar, trabajador agrario por cuenta ajena y autónomos).

¿Qué trámites debes realizar?

La documentación a presentar para solicitar el pago directo en Umivale:

Los pagos se realizan mediante transferencia bancaria a la cuenta indicada en la solicitud y para periodos mensuales vencidos, en los días 1 al 5 de cada mes.  

Incapacidad permanente

Tras sufrir un accidente de trabajo o enfermedad profesional, habiendo recibido el correspondiente tratamiento médico, si presentas reducciones anatómicas o funcionales que disminuyen o anulan tu capacidad laboral, serás dado de alta médica con una propuesta de solicitud del correspondiente grado de incapacidad.
 

Grados de incapacidad permanente por accidente de trabajo y enfermedad profesional

  • Lesiones permanentes no invalidantes: Lesiones, mutilaciones y deformidades de caráctes definitivo no incapacitantes, que suponen una disminución o alteración de la integridad física, y están recogidas en el baremo establecido al efecto.

Cuantía: Se indemnizan por una sola vez con las cantidades que figuran en el vigente Baremo de indemnización sin perjuicio del derecho del trabajador a continuar en la empresa.

  • Incapacidad permanente parcial: Disminución no inferior al 33% en el rendimiento normal para la profesión sin impedirle otras tareas fundamentales de la misma.

Cuantía: Se indemniza con una cantidad a tanto alzado, equivalente a 24 mensualidades de la base reguladora del cálculo de la prestación de incapacidad temporal.

  • Incapacidad permanente total: Inhabilita a una trabajadora o un trabajador para la realización de las tareas fundamentales de su profesión siempre que pueda dedicarse a otra distinta.

    Cuantía: Pensión vitalicia 55% de la base reguladora anual, que se puede incrementar en un 20% para mayores del 55 años y que no realicen trabajos.
  • Incapacidad permanente absoluta: Inhabilita por completo al trabajador para toda la profesión u oficio.

Cuantía: Pensión vitalicia del 100% de la base reguladora anual.

  • Gran invalidez: Situación del afectado de incapacidad permanente y que, a consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales, necesita la asistencia de otra persona para llevar a cabo los actos más esenciales de la visa.

Cuantía: Persión vitalicia del 100% de la base reguladora, más un complemento no inferior al 45% de la pensión, destinado a la persona que atiende al inválido.

Muerte y supervivencia

En caso de fallecimiento, el cónyuge, hijos menores de 18 años o familiares próximos pueden solicitar:

  • Pensión de viudedad: el cónyuge superviviente puede obtener el 52% de la base reguladora del fallecido.
  • Pensión de orfandad: 20% de la base reguladora hasta los 21 años, o hasta los 25 años bajo determinadas circunstancias. Este porcentaje se puede incrementar un 52%.
  • Prestación a favor de familiares: 20% de la base reguladora, siempre que se cumplan determinados requisitos.
  • Auxilio por defunción: Prestación que tiene como finalidad hacer frente a los gastos del sepelio y serán beneficiarios los familiares que hayan sufragado el gasto. La ayuda obligatoria es de 46,5 euros.
  • Indemnización a tanto alzado:
    • Para el cónyuge: 6 mensualidades de la base reguladora
    • Para cada hijo, una mensualidad de la base reguladora del fallecido (si no hay cónyuge superviviente, prorrateando entre los hijos las 6 mensualidades que deberían corresponder al cónyuge)
    • 9 mensualidades para el caso de madre o padre y 6 mensualidades para cada uno si sobrevivieran ambos siempre que no exista ningún familiar con derecho a pensión, no tengan derecho a prestación a favor de familiares.

 

¿Qué debes hacer en caso de accidente o enfermedad profesional?

Incapacidad temporal por enfermedad común y accidente no laboral

La prestación económica por contingencia común (enfermedad común y accidente no laboral) es a cargo de Umivale, siendo abonada por la empresa al trabajador en nómina. 

¿Cuál es su cuantía?
  • Los 3 primeros días de la baja legalmente no hay prestación económica, salvo que por convenio colectivo se establezca.

  • Entre el 4º al 20º día, la prestación será del 60% de la base reguladora de cotización

  • A partir del 21º día, la prestación será del 75% de dicha base

Las mejoras hasta el 100% vendrán recogidas en los convenios colectivos e irán a cargo de la empresa

Como requisito para que el trabajador pueda percibir esta prestación es, en enfermedad común tener un periodo de carencia de 180 días cotizados en los últimos cinco años anteriores a la fecha de la baja, mientras que en accidente no laboral, no se exige que el trabajador tenga ese periodo de carencia.

Duración: máximo 365 días. Agotado el período de 365 días, el INSS será el único competente para:

  • Prórrogar la situación con un límite de 180 días más. Cuando el plazo máximo de 545 días se termine, se examinará, en un máximo de tres meses, su estado para su calificación como incapacitado permanente cuando proceda

  • Iniciar un expediente de incapacidad permanente

  • Emitir el alta médica

Umivale abonará la prestación directamente en  la modalidad de pago directo en los supuestos previstos por Ley (fin de la relación laboral, incumplimiento empresarial, prórrogas de incapacidad, agotamiento de plazo, empresas con menos de 10 trabajadores y más de 6 meses consecutivos de abono de IT, trabajadores fijos discontinuos) y por el régimen de la Seguridad Social (representantes de comercio, personal taurino, artistas, trabajador del mar, trabajador agrario por cuenta ajena y autónomos).

¿Qué trámites debes realizar?

La documentación a presentar para solicitar el pago directo en Umivale

  • Certificado/s de empresa de cotizaciones de los 180 días anteriores a la extinción del contrato, debidamente firmada y sellada

Los pagos se realizan mediante transferencia bancaria a la cuenta indicada en la solicitud y para periodos mensuales vencidos, en los días 1 al 5 de cada mes.Para ello, es necesario que quede acreditada tu permanencia en incapacidad temporal, a través de la presentación de los partes de confirmación correlativos.

Prestación por riesgo de embarazo o lactancia

La prestación por riesgo de embarazo o lactancia natural cubre la pérdida de rentas de la trabajadora embarazada o en periodo de lactancia en los casos en que, debiendo cambiar de puesto de trabajo por otro compatible con su estado, al influir negativamente en su salud, en la del feto o lactante, dicho cambio no resulte técnica u objetivamente posible o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados (no es situación protegida riesgos o patologías no relacionados con el puesto de trabajo).
 
¿Quiénes son las beneficiarias?
 
Las trabajadoras por cuenta ajena y empleadas del hogar, incluidas en cualquier Régimen de la Seguridad Social, en situación de interrupción de su actividad profesional por riesgo durante el embarazo o lactancia natural.
 
¿Cuál es la cuantía de la misma?
 
100% de la base reguladora calculada como media de las cotizaciones de los doce meses inmediatamente anteriores a la situación, con los correspondientes topes máximos y mínimos de prestación, que varían en función a los hijos que tenga el trabajador autónomo.

 

Trámites a realizar por la trabajadora
 
Solicita a tu empresa la siguiente documentación para empezar a trámitar la primera fase de la prestación:
  • Declaración jurada empresarial sobre la actividad desarrollada y las condiciones de trabajo
  • Evaluación inicial o periódica de riesgos laborales elaborado y firmado por el Servicio de Prevención junto con la fotocopia del DNI del firmante
  • Solicitud de certificado médico de la existencia de riesgo durante el embarazo o lactancia
Presenta dicha documentación en Umivale junto con:
  • Informe del médico del Servicio Público de Salud (SPS), en el que se manifieste el estado del embarazo, semanas de gestación y fecha probable de parto. En el caso de lactancia, presenta informe del pediatra del SPS donde certifique que te encuentras dando lactancia natural a tu hijo y el libro de familia actualizado. Estos informes irán firmados por el médico o Centro de Salud y tendrán una vigencia de 1 mes.
  • Fotocopia del DNI
Una vez validada la documentación por la mutua, el facultativo de Umivale procederá a emitir, en el plazo legal establecido de 30 días a contar desde la presentación de toda la documentación anterior, un certificado por escrito reconociendo o no la existencia del riesgo. Si se reconoce la existencia de riesgo, te haremos constar la fecha en que se inicia el riesgo, a partir de la cual la empresa deberá suspender tu contrato de trabajo.
 
Cuando se reconozca la existencia del riesgo, y en el caso que no sea posible tu adaptación o reubicación a un puesto compatible con tu estado, tendrás que remitirnos la documentación siguiente para iniciar la segunda fase (abono de la prestación):
  • Solicitud de prestación económica por riesgo durante el embarazo o lactancia, cumplimentada por ti
  • Comunicación datos al pagador (Mod. 145)
  • Certificado de cotizaciones de la empresa
Una vez validada la documentación, el servicio de prestaciones de Umivale procederá a emitir una resolución reconociendo o no el derecho a la prestación y se te notificará por escrito.
 
Una vez des a luz, comunica a Umivale en prestacionembarazo@umivale.es la fecha de parto con tus datos personales (nombre y apellidos y DNI) y remite copia del certificado de nacimiento, alta hospitalaria o libro de familia,  a prestaciones. A partir de ese momento, dirígete a cualquier oficina del INSS para tramitar el descanso maternal.
 
En caso que interrumpas la lactancia natural antes del noveno mes, comunicanoslo.

Prestación por cuidado del hijo menor

La prestación por cuidado del hijo menor tiene por objeto compensar la pérdida de ingresos económicos que sufren las personas progenitoras, adoptantes o acogedoras que reducen su jornada de trabajo para el cuidado directo, continuo y permanente de menores a su cargo afectados por cáncer u otra enfermedad grave durante el tiempo de hospitalización y tratamiento continuado de la enfermedad. Para ampliar información descarga el listado de enfermedades el anexo del Real Decreto 1148/2011.

¿Quiénes son beneficiarios?

Todas las personas trabajadoras de alta en todos los regímenes del Sistema de la Seguridad Social, con excepción del personal funcionario incluido en el Estatuto Básico del Empleado Público, que se regirá por lo previsto en el artículo 49.e) de dicho Estatuto.

¿Cuáles son los requisitos para recibirla?

  • Estar a cargo de un menor de 18 años con cáncer o alguna de las enfermedades graves recogidas en el anexo del Real Decreto 1148/2011

  • Ambos progenitores deben estar Afiliados y de alta en la Seguridad Social

  • Solicitar la reducción de la jornada de al menos, el 50% hasta un máximo del 99,9%

  • Los trabajadores a tiempo parcial tendrán derecho al subsidio, siempre que reduzcan su jornada en, al menos, un 50%. Si la duración efectiva de la jornada a tiempo parcial es igual o inferior al 25% de la jornada de un trabajadores a tiempo completo, no  podrá percibir el subsidio salvo que tuviera dos o más contratos a tiempo parcial, en cuyo caso se sumarán las jornadas efectivas de trabajo a efectos de determinar el citado límite

  • Podrá alternarse el percibo de la prestación entre los beneficiarios por periodos no inferiores al mes

¿Existen periodos mínimos de cotización para recibirla?

  • Menores de 21 años: no se exigirá período mínimo de cotización

  • Entre 21 y 25 años: 90 días en los 7 años anteriores a la solicitud de la prestación o 180 días a lo largo de su vida laboral

  • Con más de 26 años: 180 días en los 7 años anteriores a la solicitud de la prestación o 360 días a lo largo de su vida laboral 

La gestión y el pago de la prestación económica es a cargo de Umivale

Cuantía y Trámites

Subsidio equivalente al 100% de la base reguladora y proporcional a la reducción de jornada, que deberá ser al menos del 50%. La gestión y el pago de la prestación es a cargo de Umivale. Cuando ambos progenitores reúnan los requisitos necesarios para acceder al subsidio, el derecho se reconocerá en favor de uno de ellos

Inicio: El día que comience la reducción de jornada,  por un periodo de un mes y con prorrogas de dos meses, acreditándose con la declaración del facultativo del Servicio Público de Salud y, como máximo, hasta que el menor cumpla los 18 años

Trámites con Umivale:

  • Formularios de solicitud

  • Acuerdo entre ambas personas progenitoras, adoptantes o acogedoras indicando quien de los dos se beneficiará de la prestación

  • Informe médico para valoración de la prestación cumplimentado por el médico del Servicio Publico de Salud, indicando la enfermedad del menor, la fecha de ingreso hospitalario y el periodo que requiere del cuidado directo, continuo y permanente

  • Informe/s médico/s del/os especialista/s donde se indique la situación actual de la enfermedad del menor, conjuntamente con los informes relativos a los ingresos hospitalarios sufridos durante la enfermedad

  • Certificado de la mutua en la que esté afiliado el progenitor que no solicita la prestación indicando si, por su parte, ha solicitado o no la prestación

  • Certificado del centro escolar conjuntamente con la relación de las faltas de asistencia al mismo

  • Modelo 145 IRPF

  • Certificado de tu empresa que indique la base reguladora diaria, % de reducción y la fecha de inicio   

  • Copia del DNI, NIE o pasaporte de las personas progenitoras, adoptantes o acogedoras, y del menor si es mayor de 14 años  

  • Copia del libro de familia o certificación de inscripción en el Registro Civil en el que conste el menor. En caso de adopción, tutela o acogimiento resolución judicial que reconozca dicha situación

  • Resolución administrativa o judicial solo para los casos de acogimiento/tutela, así como los casos de separación y/o divorcio

    Puedes descargar la documentación necesaria en la sección de formularios.

Otros documentos:

  • En el supuesto de no convivencia de los progenitores, y en ausencia de acuerdo sobre el que debe percibir la prestación, documentación que acredite la custodia o a cargo de quién está el menor

  • En el caso de familias monoparentales: copia el libro de familia en el que conste un solo progenitor o, en el caso de que consten dos progenitores, certificado de defunción de uno de ellos, o resolución judicial en la que se declare el abandono de familia de uno de ellos

  • Si el otro progenitor no pertenece al Sistema de la Seguridad Social debe aportar certificado expedido por la unidad de personal de su centro de trabajo indicando que el mismo realiza una actividad laboral encuadrada en el Sistema de Clases Pasivas o certificado del Colegio Profesional al que pertenezca, si se trata de una actividad profesional 

Visita, en la sección de atención al cliente, nuestras preguntas frecuentes

Atención al cliente