• |
  • |

Técnicas de relajación rápida

Técnicas de relajación rápida

En estos momentos de incertidumbre, es importante mantener un bienestar psicológico para sobrellevar la situación. Nuestra compañera Sandra Alonso, doctora en Psicología, nos enseña dos técnicas de relajación rápida que podemos llevar a cabo en cualquier momento para sentirnos mejor.

 

Inspiración Abdominal

El objetivo de este ejercicio es que la persona dirija el aire inspirado a la parte inferior de los pulmones. Para lo cual se debe colocar una mano en el vientre y otra encima del pecho. En el ejercicio debe de percibirse movimiento al respirar en la mano situada en el vientre, pero no en la situada sobre el estómago.

  1. Coge aire por la nariz, lentamente durante unos 3-4 segundos al tiempo que hinchas tu abdomen.
  2. Reten el aire en tu interior durante 1 -2 segundos antes de soltar.
  3. Suelta el aire por la boca lentamente durante 5-6 segundos y observa como el abdomen se deshincha lentamente.

Con la práctica no necesitarás colocar las manos en tu cuerpo y podrás usar esta técnica durante una situación difícil sin que se te note.

 

Relajación por contraste

Consiste en aprender a disminuir la tensión muscular realizando ejercicios de tensión, poco intensos y breves; y de relajación más largos. Debemos centrarnos en las sensaciones que producen ambos pasos para adquirir las habilidades necesarias que nos permitirán identificar la tensión y eliminarla.

Para ello tensa una parte de tu cuerpo pequeña (los puños, las nalgas, el abdomen, la mandíbula,…) durante 5 segundos, intentando que el resto del cuerpo permanezca relajado. Al soltar, tu mente permanece atenta a las señales físicas que ha provocado la tensión de apretar y posteriormente la relajación de soltar. Recréate en este paso al menos 20 segundos, quizás notes hormigueo, calor, pesadez, sensación de ingravidez,… Repite al menos dos veces para notar el efecto.

Tras la práctica podrás realizar este ejercicio delante de la gente sin que perciban que lo estás usando.

 

Autor: Sandra Alonso Guillen, Psicóloga General Sanitaria. Especialista en Psicología Clínica y Forense. Doctora en Psicología y Ciencias de la Salud. Dirección Médica de Umivale.

 

 

> Volver a la Newsletter

31/07/2020


También te puede interesar