• |
  • |

¿Qué baja suele durar más, un trastorno mental o un trastorno físico?

Trastorno mental o físico

En general, los trastornos mentales tienen peor pronóstico ya que se relaciona con una baja por enfermedad más larga que si se tuviera un problema de salud física. Normalmente, los trastornos mentales están asociados a un mayor riesgo de enfermedad a largo plazo y, por lo tanto, a un mayor riesgo de incapacidad permanente y de recaídas.

De hecho, aproximadamente entre el 20 y el 30% de los trabajadores con trastornos mentales comunes experimentan una recaída después de la reincorporación laboral y concretamente, en los trastornos adaptativos se ha visto que las recaídas son más frecuentes en mujeres.

Además de todo lo anterior, la probabilidad de que los trastornos mentales convivan con otras patologías es muy alta, y de entre todos los factores analizados por Catalina-Romero (2013), la comorbilidad (la presencia de uno o más trastornos además de la enfermedad o trastorno primario) es el que mejor predice el incremento de la duración de la incapacidad temporal por contingencia común. 

¿Reincorporación tras seis meses de baja?

Por otra parte, la probabilidad de regresar a tu trabajo después de seis meses de baja disminuye significativamente.

Los trastornos mentales, además de ser muy frecuentes, también se caracterizan por tener una larga duración media de la incapacidad temporal por contingencia común y ocupan el segundo y/o tercer lugar en el ranquin de duración media de las diferentes patologías.

Los trastornos mentales se han asociado con una menor probabilidad de reincorporación laboral hasta el punto, que solo el 50% de los que tienen una baja superior a 6 meses regresan a su trabajo.

 

Autor: Sandra Alonso Guillen, Psicóloga General Sanitaria. Especialista en Psicología Clínica y Forense. Doctora en Psicología y Ciencias de la Salud. Dirección Médica de umivale.

 

Fuentes: Álvarez et al., 2009; Delclós et al., 2010; Pastrana-Jiménez, Fernández-Labandera, Ramos-Muñoz, & Carrasco-Perera, 2013; González-Barcala et al., 2006; Royo-Bordonada, 1999; Andersen, Nielsen, & Brinkmann, 2014; Blank, Peters, Pickvance, Wilford, & Macdonald, 2008; Brouwers et al., 2009; Flach et al., 2012; Hensing & Spak, 1998; Karlsson et al., 2008; Øyeflaten, Lie, Ihlebæk, & Eriksen, 2014; Sampere Valero, 2011; Andersen et al., 2014; Bültmann et al., 2008; Karpansalo, Kauhanen, & Lakka, 2005; Knudsen et al., 2010; Naidu, Giblin, Burke, & Madan, 2016; Shiels & Gabbay, 2006) Arends, van der Klink, van Rhenen, de Boer, & Bültmann, 2014; Dewa, Chau, & Dermer, 2009; Koopmans et al., 2011; Prang, Bohensky, Smith, & Collie, 2016; Enguita & Ramos, 2013.

03/07/2019


También te puede interesar