• |
  • |

El papel de las mutuas en la incapacidad temporal por contingencia común

psicología

Una de las funciones de la Seguridad Social es la de proteger al trabajador cuando éste tiene un problema de salud derivado de un accidente no laboral o enfermedad común. Esta situación se denomina incapacidad temporal por contingencia común (ITCC). 

Durante este proceso las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social pueden participar tanto en la prestación económica como en la asistencia sanitaria orientada a recuperar al trabajador de manera funcional a su puesto de trabajo. 

Para ello, es primordial el buen uso de los sistemas de información que nos ayuden a realizar los seguimientos de los procesos de ITCC y que junto con un programa de gestión y control puede ayudar a reducir el absentismo laboral. 

Las mutuas disponen de recursos especializados para valorar la incapacidad de un trabajador y para ofrecer el tratamiento más adecuado, con tiempos de espera cortos, con citas periódicas y profesionales especializados. 

En concreto, los trastornos mentales tienen un peso muy importante sobre la carga de enfermedad global y, en los últimos años, está aumentando de manera muy importante. Sin embargo, los recursos asignados siguen siendo insuficientes.

 

Trastornos mentales en el mundo laboral

Dentro del mundo laboral, tanto la frecuencia como la duración de los trastornos mentales es muy elevada y en muchos países europeos son la segunda causa más frecuente de ausencia en el trabajo, y ocupan el segundo y/o tercer lugar en el ranquin de duración media de las diferentes patologías por lo tanto tienen un mayor riesgo de incapacidad permanente y de recurrencia. 

Como consecuencia, uno de los objetivos compartidos por el propio trabajador, empresa y la sociedad es contribuir a una curación más rápida de la trabajadora y del trabajador que permanece de baja por un problema de salud mental.

 

La falta de diagnóstico temprano

Son cada vez más los estudios que profundizan en las variables que pueden modular la duración de estas bajas y, quizá, uno de los menos estudiados y sin embargo, modificable, es el tiempo que tardamos en detectar la necesidad de tratamiento y derivar a un especialista de la salud mental.

La derivación temprana puede ser un gran aliado para una curación más pronta de una baja por trastornos mentales de larga duración, y la intervención psicológica, en concreto, la Terapia Cognitivo Conductual, se ha comprobado que es eficaz para una recuperación más rápida.

 

Autor: Sandra Alonso Guillen, Psicóloga General Sanitaria. Especialista en Psicología Clínica y Forense. Doctora en Psicología y Ciencias de la Salud. Dirección Médica de Umivale.

Este artículo es parte de la tesis doctoral titulada "Eficacia de la intervención temprana con Terapia Cognitiva Conductual en personas con incapacidad temporal con trastornos mentales comunes".

28/11/2019


También te puede interesar